Auteur : moreno

8 Principios de empresas excelentes

¿Eres empresario? Seguro que estás buscando siempre la manera de mejorar tu negocio. Si es así. Hoy te hacemos un resumen de los 8 principios de empresas excelentes. ¿Te interesa, verdad? Pues coge papel y lápiz porque allá vamos.

Alcanzar la excelencia es uno de los objetivos que todo buen empresario pretende alcanzar. Un tema de lo más tratado en diversas investigaciones y publicaciones. Siendo uno de los libros más famosos el de Tom Peters y Robert H. Waterman.

Un libro titulado “En busca de la Excelencia” que explica cuáles son los 8 principios en los que grandes empresas han basado su camino a la excelencia. Pero aplicándolo a los pequeños negocios.

Así, partiendo de una investigación a empresas modélicas como McDonald´s, Caterpillar, Disney, HP, entre otras. Concluyeron que existían 8 principios de empresas excelentes que podían aplicarse a pequeñas y medianas empresas. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Cuáles son los 8 principios que toda empresa debe perseguir para alcanzar la excelencia?

Orientación a la acción

  • Son empresas que siempre están preparadas para actuar.
  • Sus planes de acción son claros, simples y con objetivos bien definidos.
  • Están dispuestas a probar, experimentar y no tienen miedo a equivocarse. Pues esto último es una forma de aprender.
  • Fragmentación ante los problemas. Crean grupos operativos que se encargan de resolver problemas concretos. Y todo, en menos de 5 días.
  • Cuentan con una plantilla de empleados diversa. Cada uno es especialista en un área diferente. Y aporta su experiencia a la hora de resolver un problema.

Cercanía con el cliente

  • El cliente es lo primero. Y los empleados están concienciados de eso.
  • Uno de sus principales objetivos es que el cliente confíe en ellos.
  • Escuchan activamente a sus clientes e implementan las mejoras que estos requieren.
  • Miden sus resultados y se retroalimentan.
  • Forman constantemente a su personal en atención al cliente.
  • Se centran en un nicho en el que la empresa es buena y la convierten en la mejor.

Fomento de la autonomía e iniciativa en los empleados

  • Incitan la creatividad y participación de sus empleados. Nuevas ideas, productos, procedimientos y les dan los implementos para desarrollarlos.
  • Cuentan con grupos de investigación entre sus empleados. Son grupos autónomos cuyo objetivo es aportar novedades.
  • Recompensan a sus empleados por sus iniciativas y por sus logros.
  • Forman a sus empleados en la tolerancia al fracaso, pues es una parte lógica del proceso de crecimiento.
  • Buscan innovadores para componer su plantilla y les dejan llegar incluso a límites arriesgados para probar ideas nuevas.

Productividad desde las personas

  • Tratan a sus empleados con dignidad y respeto. Como adultos, socios, etc.
  • Hay una confianza total y real en sus empleados.
  • Los empleados se desarrollan en un ambiente de trabajo autónomo en el que pueden ver los resultados de su trabajo.
  • Invierten en sus empleados, los forman constantemente en materias útiles para la empresa.
  • Animan a su personal con incentivos constantes.

Orientación a los valores

  • Los valores por los que trabajan son útiles y rentables.
  • Están muy bien definidos y el trabajo de estas empresas está orientado a sus creencias y valores.
  • El proceso de definición de valores y la difusión de la misma es un proceso muy serio en la empresa.
  • Los valores parten de un líder que es el encargado de compartirlos con el resto del personal de la empresa.

Fidelidad a su negocio central

  • Son fieles a la competencia principal de la empresa. Esto es más eficaz que implantar la diversidad como una política principal.
  • Se valora la diversidad pero medida. Pues una estrategia basada en la diversidad solo no funciona.
  • Si hay que fusionarse se eligen pequeñas empresas para ello. Pues son fácilmente asimilables y no suponen asumir grandes riesgos.
  • La mayoría de las fusiones acaban mal.

Estructura simple y staff reducido

  • Gestionan un negocio complejo con una plantilla reducida y bien organizada.
  • Pocas capas gerenciales, división entre productos y unidad corporativa.
  • Sacrificar lo que signifique aumentar la complejidad.

Dirección central con libertad individual

  • Existe una dirección central que da bastante autonomía a todo el personal.
  • Controles rígidos pero abiertos a cambios que supongan mayor rapidez en los procesos.
  • La gestión de valores, el control de calidad y la atención al cliente corresponden a la Oficina Central, pero se incentiva a los trabajadores para que aporten ideas.
  • Amplio poder de las distintas divisiones.

 

Las claves para ahorrar en tus tarifas de Marketing digital

Ahorrar es siempre bueno para el balance final de una empresa, negocio o profesional. Y si es implementando programas que son necesarios para mejorar la rentabilidad y posicionamiento de nuestro negocio, mejor que mejor.

Por ello, aquí queremos hablarte de cuáles son las claves para ahorrar en tus tarifas de Marketing digital. ¿Te interesa? Pues allá va…

1. Conocer al cliente al que quieres dirigirte y definir bien tu buyer persona

Y esto ¿Qué significa? Pues que es esencial conocer bien a tu cliente objetivo para poder definir bien tu producto o servicio. Los buyer persona son la base esencial para poder implementar una buena estrategia de Marketing digital.

Pues conocer qué motiva a un usuario a adquirir un artículo o un servicio nos ayudará a proporcionarles justo lo que quieren, pues es lo que esperan de nosotros. Así, lo primero que hay que hacer es definir perfectamente a nuestro cliente ideal o posible cliente.

Y ello, se hace por medio de la investigación. Existen múltiples herramientas para investigar quienes son nuestros buyer personas. Entrevistas profundas, encuestas, estudios de mercado, análisis, etc.

Estas herramientas de investigación deberán contener preguntas que traten temas referentes a nuestros servicios como información demográfica, estudios y trabajo, gustos, necesidades, expectativas ante un producto, dónde compran, etc.

Con toda esa información crearemos un perfil tipo que nos ayudará a confeccionar cómo son nuestros clientes ideales.

2. Crear un plan de Marketing Digital

A partir de la definición de nuestro buyer persona, comenzaremos a crear nuestro plan de Marketing digital. Este deberá contener elementos como la definición de tu negocio, marca, nicho al que te diriges y productos y servicios que ofreces. Un apartado que es esencial y a partir de cuál se desarrollarán los siguientes elementos de tu plan de marketing.

Además de conocer bien tu negocio y lo que puedes ofrecer, también tendrás que conocer cómo está la situación en el mundo que pretendes introducirte y desarrollar tu empresa y cómo son tus posibles competidores, qué ofrecen, cuáles son sus puntos fuertes y cuáles son sus puntos débiles.

Evalúa bien qué puedes ofrecer y qué quieres conseguir y crea una propuesta única que te diferencia de todos. Además, debes establecer metas a corto, medio y largo plazo. Pues solo así podrás llegar a unos objetivos concretos a través de tu plan de marketing digital. Y recuerda que esas metas, deben ser realistas con lo que realmente ofreces.

Pueden versar sobre varios elementos, número de ventas, número de clientes, posicionamiento en Internet, número de contactos, seguidores en redes sociales…

3. Definir el canal de propaganda

Esto es muy importante y deberá estar acorde con tu público objetivo o buyer persona. Así, puedes elegir entre tener una página web, estar presente en Facebook, en Twitter, Instagram, Youtube, etc, etc.

Puedes estar presente en una, en todas o en varias. Eso dependerá de lo que suelan consultar los clientes a los que quieres llegar.

4. Ten en cuenta Google Analytics y Google Tag Manager

Es importante analizar el tráfico que llega a tu página web y a tu empresa. Por ello, no debes olvidar herramientas tan importantes como Google Analytics y Google Tag Manager, ambas de la empresa Google.

Google Analytics te ayudará a ver qué personas consultan tu página web, sitios desde donde acceden, comportamiento que tienen dentro de tu web, si adquieren productos, si solo consultan servicios, etc.

Mientras que Google Tag Manager es una herramienta que simplifica la gestión de etiquetas en nuestra página web y nos permite hacer un mejor seguimiento de ella y de lo que acontece en la misma. Con ambas herramientas podrás implementar mejor tu página web y adaptarla a los clientes que la vayan visitando.

5. Crear encuestas automatizadas

Con este tipo de encuestas podrás conocer mejor a tus clientes. Su nivel de satisfacción, sus gustos, sus opiniones sobre el producto, el servicio, la atención, el envío, el servicio post venta, etc. Con ellas podrás comprobar si tus objetivos se están cumpliendo y mejorar a todos los niveles tus servicios.

6. Medir, medir y volver al punto inicial

Y por último, no olvides medir, medir y volver al punto inicial. Esto te permitirá mejorar cualquier tipo de fallo que se haya dado en tu definición de buyer persona, o en tus objetivos, o servicios.

Solo así podrás ir mejorando en tu negocio o empresa. Y esto te permitirá ir creciendo cada año y ofrecer un producto o servicio a la altura de las expectativas que tienen tus clientes.

Retour en haut